Los listos del DHA

Símbolo internacional de la lactancia

Las asociaciones de pediatría suelen insistir en los beneficios de la lactancia materna, y la Organización Mundial de la Salud recomienda que se alimente a los niños exclusivamente con lactancia materna durante los 6 primeros meses de vida, indicando que la leche materna contiene todos los nutrientes que necesita el recién nacido y que además ayuda a sus defensas. Hace unos días aparecía en distintos medios de comunicación una noticia que decía que “La lactancia materna aumenta el nivel intelectual del niño“. La noticia se hace eco de un estudio, publicado en la revista JAMA Pediatrics [1] por investigadores de Harvard (EE.UU.), en el que los autores se interesaron por la relación entre la lactancia durante los primeros meses de vida y la capacidad intelectual de los niños en etapas posteriores de su vida.

Los autores del estudio sugieren que el ácido docohexaenoico (DHA por sus siglas en inglés), presente en la leche materna, podía aumentar el desarrollo cognitivo del lactante. El DHA es un ácido graso poliinsaturado de cadena larga del tipo omega-3, y es uno de los principales ácidos grasos en las membranas de las neuronas.  Es un ácido graso denominado “esencial”, ya que el cuerpo humano no es capaz de producirlo de forma eficiente y es preciso por lo tanto obtenerlo de la dieta. El DHA es necesario para el crecimiento y la maduración del cerebro y de la retina de los niños.  Como el pescado es muy rico en DHA, los autores del estudio quisieron también determinar si la ingesta de pescado por parte de la madre  influía en la capacidad intelectual del lactante.

El estudio analizó a 1312 mujeres y a sus hijos. Los resultados indican que existe una relación directa entre la duración de la lactancia materna y la inteligencia verbal a los 3 años y el coeficiente intelectual a los 7 años. Sin embargo, no se encontraron diferencias significativa en la memoria o la capacidad de aprendizaje. A diferencia de estudios anteriores, en este se ha tenido en cuenta la duración y la exclusividad de la lactancia, así como el nivel socioeconómico, el ambiente familiar y la inteligencia materna. El hecho de consumir más pescado (más de 2 raciones a la semana) no mostró beneficios significativos de la lactancia materna.

Dado que solo el 18% de las españolas alimenta a su hijo en exclusiva con leche materna durante los primeros 6 meses,  ¿qué pueden hacer para que sus hijos no se pierdan ese efecto maravilloso del DHA? Es evidente que no les pueden dar pescado a esa edad. Bueno, para eso están los empresarios altruistas, que han pensado en incorporar este ácido graso a las leches de fórmula que toman los niños en el biberón.  Si uno pasa por la sección de las leches infantiles de una farmacia, verá como muchas de ellas vienen suplementadas con DHA. Esto debería solucionar el problema, ¿no? Pues resulta que no. Existen metaanálisis que indican que los suplementos de DHA no favorecen un mejor desarrollo intelectual ni en niños prematuros [2] ni en niños no prematuros [3]. Además, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha emitido un informe en el que dice que no hay suficiente evidencia para establecer una relación causa-efecto entre la ingesta de leche suplementada con DHA y el desarrollo intelectual del niño [4].

Así pues, parece que las leches de fórmula suplementadas con DHA solo sirven para hacer más ricos a los listos que las venden, pero no más listos a las ricuras que las consumen.  Si no pueden dar el pecho a sus hijos hasta los 6 meses, que es lo recomendado, al menos que no les cobren de más por alimentarles.

Moisés García Arencibia

Referencias:

[1] Belfort et al. (2013) Infant Feeding and Childhood Cognition at Ages 3 and 7 Years. JAMA Pediatrics. doi:10.1001/jamapediatrics.2013.455

[2] Schulzke SM, Patole SK, Simmer K. Longchain polyunsaturated fatty acid supplementation in preterm infants. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011, Issue 2. Art. No.: CD000375. DOI: 10.1002/14651858.CD000375.pub4 – See more at: http://summaries.cochrane.org/CD000375/longchain-polyunsaturated-fatty-acid-supplementation-in-preterm-infants#sthash.D8WQbDrm.dpuf

[3] Simmer K, Patole SK, Rao SC. Longchain polyunsaturated fatty acid supplementation in infants born at term. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011, Issue 12. Art. No.: CD000376. DOI: 10.1002/14651858.CD000376.pub3 – See more at: http://summaries.cochrane.org/CD000376/longchain-polyunsaturated-fatty-acid-supplementation-in-infants-born-at-term#sthash.OXmPn0yg.dpuf

[4] The EFSA Journal (2009) 1000, 1-13

 

15 comentarios

Archivado bajo Causalidad, Neurociencia

15 Respuestas a “Los listos del DHA

  1. Luis

    Buen post, como todos. Siempre he pensado que esto de las suplementaciones es un gran camelo. Es difícil hoy día encontrar productos exentos de suplementos. Que si soja, DHA, calcio,…, y un largo etc.
    Quisiera hacer una precisión: los ácidos grasos esenciales son el linoleico (18:2 n-6) y el alfa-linolénico (18:3 n-3), ambos de 18 átomos de carbono. El DHA no lo es pues se fabrica a partir del linolénico. (Sale el bioquímico que hay en mí.)

    • Muchas gracias Luis.

      Por eso pongo “esencial” entre comillas, ya que aunque podamos fabricar el DHA a partir del linoleico, el proceso no es muy eficiente y es mejor adquirirlo con la dieta.

      Saludos.

  2. xotk

    Hola Moises, interesante el comentario. Yo aprecio el mismo matiz sobre “esencial” y luego que digas que lo produce la madre para pasarlo al lactante. Entonces matizas que no somos muy eficientes… eso quiere decir que no lo sintetizamos en cantidad necesaria para su efecto biológico. En otras palabras ¿no llegamos al umbral?. La no eficiencia en su fabricación indicaría que es otra molécula.

    En otro campo, como es la suplementación dietética para deportistas, el negocio es gigante y los perjuicios en muchas ocasiones mayores que beneficios para el organismo. Eso si está bien documentado.

    Gracias.
    salud

  3. Como le dijo Obi-Wan a Luke, “Acabas de dar el primer paso hacia un mundo sin límites”. Pero no te lo digo porque yo sea el maestro y tú el padawan, porque desde luego en tema de desmontar mitos y poner al descubierto falacias mercantilistas, me ganas de sobra. Me refiero más bien a que como ya has podido comprobar el mundo de la maternidad, embarazo y lactancia es un nicho especialmente adecuado para el timo, la superchería y el “porsiacasismo”. Yo al final me he rendido, no hay prácticamente ningún producto que no se publicite con camelos, ninguno que no abogue por ser “más natural” que otros, ninguno que no aduzca llevar mil suplementos mejor que lo mejor. Pero nunca está de más saber las verdades.

    Una cosa que me sorprende y de la que se podría hablar largo y tendido es ese dato de que sólo un 18% de las mujeres optan por la lactancia materna. Yo mismo no tenía claro hasta qué punto era realmente mejor que la leche artificial, pero me bastaron un par de clics para confirmar que efectivamente está más que demostrados los beneficios de la lactancia materna; creo que si mucha gente se decide por la fórmula es porque o bien no han investigado bien al respecto, o simplemente les apetece más y no se quieren complicar con la teta (que tampoco es fácil, todo hay que decirlo). Al final parece que cuando alguien se decanta por lo “natural” o lo “artificial”, realmente parece que no lo hace ni por ideología ni por evidencias, sino porque le apetece una opción más que otra, simplemente. Así que a veces tanto que racionalizamos las cosas no sirve de mucho, luego cada uno va a la suya y se la sudan las evidencias, ya sean científicas o apariciones de la virgen.

    En fin, gracias por el post, por la dedicatoria y por hacerme filosofar un rato ;D Ale a tomar pescado que es muy sano.

  4. Yolanda

    Me imagino que lo del 18% es más por el tema de estar 6 meses exclusivamente con lactancia materna. Un poco difícil, yo a las 16 semanas estaba en mi puesto de trabajo de nuevo y mis hijos en casa o en la guardería.

  5. Mar

    Hola,
    me ha gustado muchísimo este post, os lo agradezco como madre lactante y como voluntaria en el apoyo a la lactancia materna. La visión que transmitís coincide plenamente con el sentimiento de las madres. La leche materna no es lactancia materna, ahí está la clave. Pero claro, eso no vende… La leche materna es solo una parte de la lactancia materna. Reducir la lactancia materna a leche materna es una estrategia de la cultura del biberón. La teta somos nosotras, y una madre para un niño es mucho más que un líquido blanco.
    Lo que bien comenta el Dr. Litos tiene una fácil respuesta: la lactancia materna necesita información y apoyo. No es un únicamente algo biológico, sino que en los humanos también es cultural. Y aunque hemos avanzado muchísimo en los últimos 10 años, seguimos viviendo en la cultura del biberón, en la que la leche en polvo invierte muchísimo dinero en “formar” a profesionales sanitarios (que tienen autoridad y tratan directamente con madres), en publicidad, “información”, etc.
    Como las tasas de lactancia son bajas, pues las leyes tampoco hace falta cambiarlas, no es al revés. Y por supuesto, la incorporación a las 16 semanas es una bírria que no llega ni a mínimos aceptables.
    Saludos y gracias de nuevo!
    Mar

  6. Sofía

    Me ha encantando el post, deja al descubierto que se quiere perpetuar esa baja tasa de lactancia materna (y por tanto su negocio) intentando hacer creer que con sus leches ya se iguala a lo mejor lo que ofrecemos a nuestros hijos… Lo malo en mi opinión no es que en esta ocasión no hayan acertado -aunque es el colmo…-; lo malo es que se quiera reducir la lactancia materna a:
    – un producto, nada más. No hay parte física, afectiva, sensorial, emocional, naturalmente humana…
    – un producto con el que, además, “compras” o recibes beneficios. Es la sociedad de consumo. Si amamanto/mamo es para conseguir beneficios…
    No nombran en ningún caso los riesgos de desplazar la lactancia materna por la artificial, los riesgos de la separación madre-hijo…
    Ni que en sí misma la lactancia materna ya es un bien, porque es para lo que está preparada la humanidad. Para parir y amamantar; para nacer y mamar, acompañado y seguro en contacto con la madre (y por lo tanto su carencia no es indiferente).
    Aunque no aportara “más” beneficios, en sí misma tiene un valor, y no precisamente por haber pagado mucho dinero por ella.

  7. Pingback: Lactancia materna y desarrollo intelectual de los niños | mammalia.info

  8. Pilar

    Las fórmulas pueden enriquecerse, nunca mejor dicho, con concentrados sintéticos de vitaminas y, por qué no, ácidos esenciales grasos ( en este caso de procedencia animal), pero la cosa es echen lo que echen no hay nada como la leche materna para el correcto derarrollo a largo, muy largo plazo…

    Department of Nutrition, One Shields Avenue, University of California, Davis, Davis, California 95616, United States.

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23651394

    These results demonstrate that metabolic and gut microbiome development of formula-fed infants is different from breast-fed infants and that the choice of infant feeding may hold future health consequences.

  9. Pilar

    more…
    Thum C, Cookson AL, Otter DE, McNabb WC, Hodgkinson AJ, Dyer J, Roy NC.
    Source
    Food Nutrition and Health Team, Food and Bio-based Products Group, AgResearch Grasslands, Palmerston North, New Zealand.
    Abstract
    The gastrointestinal microbiota plays an important role in maintaining host health by preventing the colonization of pathogens, fermenting dietary compounds, and maintaining normal mucosal immunity. Particularly in early life, the composition of the microbiota profoundly influences the development and maturation of the gastrointestinal tract (GIT) mucosa, which may affect health in later life. Therefore, strategies to manipulate the microbiota during infancy may prevent the development of some diseases later in adult life. Earlier research suggested that term fetuses are sterile and that the initial bacterial colonization of the newborn GIT occurs only after the baby transits through the birth canal. However, recent studies have demonstrated that the colonization and/or contact of the fetus with the maternal GIT microbiota may start in utero. After vaginal birth, the colonization of the neonate GIT continues through contact with maternal feces and vaginal bacteria, leading to a relatively simple microbial community that is influenced by feeding type (breast vs. formula feeding). Maternal GIT microbiota, vaginal microbiota, and breast milk composition are influenced by maternal diet. Alterations of the maternal GIT microbiota composition via supplementation with probiotics and prebiotics have been shown; however, transfer of these benefits to the offspring remains to be demonstrated. This review focuses on the influence of maternal GIT microbiota during the pre- and postpartum periods on the colonization of the infant GIT. In particular, it examines the manipulation of the maternal GIT microbiota composition through the use of probiotics and/or prebiotics and subsequent consequences for the health of the offspring.

  10. He aquí otro blog que no conocía (Marchando un follow). Un placer.
    Dejo la dirección de mi joven blog con su permiso, por si alquien quiere darse una vuelta (lleva muy pokito)..
    http://elreflejoenlaventana.wordpress.com/

  11. Joaquín

    Esa ausencia de efectos beneficiosos en el consumo de fórmula enriquecida con DHA ¿no podría deberse más a la calidad/cantidad de DHA añadido? Quizás añadiendo DHA de mejor calidad a una fórmula que no lo lleve se obtendrían los resultados deseados.

    • mistervinagre

      No soy bioquimico y afirmo desde la ignorancia: no es imposible transportar dha sin procesar (y por tanto sin cambiar su estructura molecular por lo que el sistema digestivo no lo reconoceria como lo que realmente espera) en los polvos llamados leche artificial? No es de dificilisima absorcion por tanto ese dha en polvos?
      Lo mismo estoy metiendo la pata hasta el fondo pero por logica (mia😉 y tras ver diferentes envases y procesados de suplementos con dha creo que en polvo debe ser poco menos que imposible que llegue algo ni remotamente parecido a lo que el cuerpo espera que sea ese dha (nunca mejor que en su estado original aparte de suplementos claro)….

  12. seve

    ¿Alguien sabe porque en este estudio dice que el dha de formula RESULTO EN UN IQ comparable al de niños que tomaron leche materna?

    http://quo.mx/noticias/2011/11/18/la-formula-para-ser-inteligente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s