Archivo de la etiqueta: divulgación

La Ardilla de Oro

Aludiendo al antiguo dicho de que “una ardilla podía recorrer la Península Ibérica de rama en rama, sin tocar el suelo.” el blog Metros por Segundo ha creado el juego de cultura científica La Ardilla de Oro. En este, cada concursante irá saltando de blog en blog, contestando una pregunta en cada bitácora. Hay preguntas de Física, Astronomía, Química, Matemáticas, Biología, Medicina, Tecnología y Humanidades. La primera de las ardillas que llegue al último árbol habiendo respondido correctamente a cada una de las cuestiones será coronada como La Ardilla de Oro. Para participar, tenéis que enviar una solicitud completando el formulario que encontraréis en la página dedicada al evento.

La primera pregunta del concurso, desde donde debéis comenzar vuestra ruta de saltos de blog en blog, se encuentra en el blog organizador, Metros por Segundo, así que si no habéis iniciado aún vuestra ruta, debéis ir aquí.

Si has seguido bien tu hoja de ruta, debes haber llegado aquí desde El Celuloide de Avogadro.

Este blog participa con una pregunta dedicada a la MEDICINA, en concreto a la NEUROCIENCIA, que es la número 24 de este viaje de blog en blog:

24. Uno de los padres de la medicina moderna dijo que “En la historia de la medicina, hay pocas ocasiones en que una enfermedad haya sido descrita de forma tan exacta, tan gráfica y tan breve” ¿Qué enfermedad es esta, que lleva el nombre de uno de los médicos que la describió (otros lo habían hecho antes) en el primero de los dos únicos artículos que escribió en su vida?

Ahora debes saltar al siguiente árbol, que es El blog de Melquíades.

¡Suerte en tu viaje!

Imagen modificada de University of Michigan LSA

Imagen modificada de University of Michigan LSA

 

Ya hay ganador de la I Edición de la Ardilla de Oro

 

El vencedor de la I Edición de La Ardilla de Oro, tras haberse impuesto a más de un centenar de participantes, fue José Luis “Pepelu” Bueno López, estudiante de doctorado en Ingeniería Mecánica. Enhorabuena, Pepelu.

 

Moisés García Arencibia

Deja un comentario

Archivado bajo Neurociencia, Salud

Un año de blog

Hoy se cumple un año desde que El Blog Falsable comenzó su andadura.  Como digo en la parte de la minibiografía que aparece en el blog, este nació para contar “las cosas que a mi me parecen interesantes y que creo que a más gente pueden interesar también”. Aunque no se me da bien lo de escribir, y le tengo que dedicar bastante tiempo a cada entrada, me lo he pasado muy bien. Desde un principio pensé en dedicar el blog a comentar las noticias científicas, sobre todo relacionadas con la salud, que los medios de comunicación no contaban bien y que podían crear confusión entre los que buscaban información en ellos. Con el tiempo, ha aparecido otro tipo de entradas en el blog, y algunas de estas son las que más satisfacciones me han dado.

Antes de seguir, quiero agradecer a los que me animaron a escribir en internet: Marisa (@lualnu10) que me abrió su Caja de Ciencia para escribir mi primer post; Álex (@txapulin), que me incitaba a comenzar mi propio blog para contar a un público más amplio los temas sobre los que giraban muchas de las discusiones en Cambridge; y principalmente, a mi novia, que era la que me preguntaba todas las semanas si ya había escrito algo y me aguantaba escribiendo hasta las 2 de la madrugada para poder poner un post cada viernes, durante los primeros meses del blog.  Tras dejar Cambridge y volver a España, el ritmo de publicaciones bajó, ya que ahora tenemos otras cosas en las que pensar más allá de escribir en el blog (yo) y de incitarme a escribir (ella).

¡Trolls no, gracias!

En este primer año he logrado publicar 26 artículos (una media de un artículo cada dos semanas) que han recibido casi 67000 visitas (casi 200 al día) y han generado 388 comentarios. La verdad es que no esperaba llegar a estos números cuando comencé a escribir. En el blog he escrito, entre otras cosas, sobre sexo, drogas, fútbol, religión,  y muchas magufadas pseudocientíficas. Estas últimas son las que han generado más debate, con muchos de los creyentes en las distintas pseudoterapias enfrentando sus “a mí me funciona” contra los datos de los distintos estudios y metaanálisis. Muchas de estas personas son las que me han hecho cambiar la política del blog de comentarios abiertos a comentarios moderados. Aquí se admiten los comentarios con opiniones distintas a la mía, pero lo que no se admiten son los insultos. Por contra, leer en algún comentario que alguien, después de ver el artículo, se lo pensará dos veces antes de someterse a una intervención sin eficacia demostrada, me resulta muy gratificante y me anima a seguir escribiendo para denunciar todos esas supercherías.

También he escrito un artículo en colaboración con Naukas y otro para Hablando de Ciencia y he tenido el privilegio de haber sido elegido para albergar el XVI Carnaval de Biología. Además, con esta pobre experiencia divulgadora hay quien me ha considerado capacitado para participar en unas Jornadas de Investigación y Divulgación y para colaborar en una de las mejores webs de divulgación: MappingIgnorance.

carnaval de biología

Este año en la blogosfera me ha servido para conocer a mucha gente muy interesante, principalmente por twitter, aunque he tenido la suerte de poder encontrarme con algunos de ellos en persona.  Muchos de ellos me han apoyado y ayudado en esta labor divulgadora, y de ellos he aprendido mucho. A todos ellos, que no nombro aquí porque son muchos, les envío mi agradecimiento.

Por último, quiero comentar que la principal satisfacción que me he llevado este año me la dio uno de los artículos que menos visitas ha tenido. No era un artículo en el que se criticara una noticia científica mal contada ni en el que se desmontara ninguna terapia pseudocientífica. En el artículo trataba de explicar una investigación publicada en la revista Nature sobre el síndrome de Rett. El único comentario que recibió ese artículo fue este:

Hola Moisés, soy María, mamá de una niña Rett. Me ha gustado mucho tu publicación, lo has hecho un poco más accesible que la mayoría de estudios que estamos acostumbrados a leer, y como mamás no científicos, nos cuesta mucho entender. Desde aquí te pido tu permiso para hacer referencia de tu publicación en mi blog. Gracias.

Solo por ese comentario, ya me merecía la pena todo un año de escribir en el blog.

Ahora a ver si llego al segundo aniversario.

Moisés García Arencibia

18 comentarios

Archivado bajo Uncategorized