Archivo de la etiqueta: Kenzo Kase

¿Sirven de algo las vendas de colores (Kinesio Tape)?

La semana pasada fui invitado a cenar un arroz a banda en casa de un amigo.  Otro de los amigos del grupo se presentó con una botella de vino y unas tiras de color azul en el brazo. Ante nuestras preguntas, nos contestó que había venido del “fisio” porque tenía fuertes dolores en el brazo, y que este le había puesto esas tiras. Yo no dije nada pero, cuando mis amigos, conocedores de la existencia de este blog, me pidieron mi opinión, les dije que yo pensaba que eso no servía para nada, pero que en cualquier caso investigaría un poco y escribiría un artículo tratando de explicarlo.

 

Kinesio tape en el cuello de una paciente (Fuente: Wikicommons)

Estas tiras de colores son conocidas como Kinesio Tape o vendaje neuromuscular. La cinta está formada por una estructura elástica de hilos de algodón trenzados que incorpora una capa de pegamento que le confiere adhesividad. Según sus defensores, es aplicable en todo tipo de pacientes, desde aquellos con lesiones deportivas, hasta los que sufren los más cotidianos dolores de espalda, tendinitis, dolores articulares, drenajes, tratamiento de cicatrices, etc… Además, indican que no solo alivia y trata las lesiones cuando existen, sino que también mejora el rendimiento en los deportistas. Además, todo esto lo hace activando “el proceso natural de autosanación del organismo”.

A la vista de todas estas maravillosas cualidades, no es de extrañar que su inventor, el doctor japonés Kenzo Kase diga en un artículo en The Guardian (más bien un publirreportaje) que sus cintas son “mágicas”. Aunque los defensores de la técnica digan que funciona porque separa la piel del músculo y eso hace que se reduzca la inflamación causada por la lesión, la realidad es que las explicaciones que da el Dr. Kase, el inventor de la técnica, son bastante disparatadas. Según él, la cinta logra separar la epidermis de la dermis, dos capas distintas de la piel, reduciendo así la presión sobre los receptores el dolor. Lo que yo pienso es que al aplicar la cinta sobre la piel, tanto la epidermis como la dermis se elevarían juntas, ya que los únicos métodos que he encontrado de separar ambas capas implican tratamientos con microondas, compuestos químicos, o la destrucción del colágeno que las une causada por enfermedades autoinmunes. Además, algo que no suelen mencionar la mayoría de defensores de la técnica es que la gran variedad de colores en que se presenta el Kinesio Tape no obedece a motivos estéticos, sino que originalmente combinaban sus cualidades mágicas con las aún más fantásticas de la cromoterapia o colorterapia, una pseudoterapia que emplea los distintos colores para equilibrar la “energía” en las partes del cuerpo donde se ha perdido.

Djokovic usando el Kinesio Tape (Fuente: BBC)

¿Cómo ha podido ponerse de moda entonces? Principalmente por el apoyo que le dan los deportistas famosos. Cada vez son más los deportistas que aparecen en grandes eventos luciendo estos vendajes, y seguro que en los Juegos Oímpicos veremos a unos cuantos. Muchos deportistas son bastante supersticiosos y recurren a cualquier cosa que consideren que les ayuda a ganar. Djokovic, que apareció con el Kinesio Tape en Wimbledon, ha confesado usar la acupuntura. Otros se lanzaron a por la Powerbalance cuando salió al mercado. Algunos recurren al quiropráctico o incluso a inyectarse ozono. Pero el hecho de que mucha gente lo utilice e incluso afirme que le funciona, no garantiza que realmente sea eficaz, como pasó con la ya mencionada Powerbalance. Puede ser que funcione simplemente debido al efecto placebo. Para comprobarlo hacen falta estudios científicos serios, y uno pensaría que en los más de 30 años que han pasado desde la invención del vendaje y con un instituto dedicado en exclusiva a intentar demostrar su utilidad, ya habría algún artículo publicado a favor de esta técnica, ¿no? Pues no. No hay ningún ensayo clínico serio y riguroso que apoye que el kinesio tape tiene efectos significativos en la salud o el rendimiento deportivo.

Así que tenemos un negocio multimillonario, con ventas de productos exclusivos (según el Dr Kase, para que el vendaje funcione mejor hay que comprar unas vendas determinadas patentadas por él), libros donde explican la técnica y cursos organizados por distintas asociaciones para certificar que alguien es un experto en poner tiras de colores que no son mejores que cualquier otra tira elástica. Y todo ello basado únicamente en el “a mí me funciona”.

Espero que mi amigo se recupere pronto de sus dolores en el brazo. Si yo fuera él iría buscando otro fisioterapeuta que aplicara el método científico y no se dejara llevar por las modas, aunque eso signifique llevar un vendaje mucho menos llamativo.

Moisés García Arencibia

Anuncios

112 comentarios

Archivado bajo Magufo, Salud